Archivos Mensuales: febrero 2013

Deja de ser quien no eres y sé quien realmente eres.

Las cosas más sencillas, en algunas ocasiones no las comprendemos o no las vemos hasta que alguien las dice, y pareciera como si ser uno mismo fuera algo complicado, algo que no es natural. ¿Y por qué es así? Eso mismo me pregunto.

Y aunque parece una cosa pequeña, muchas veces dejamos de ser quienes somos, por la vergüenza, el qué dirán, o por simples prejuicios dentro de nosotros mismos, y hoy, sucedió algo que me hizo pensar mucho en ello. Una persona con la que charlaba me causó bastante curiosidad porque hacía algo que le encantaba, lo que le apasionaba, delante de todo el mundo, sin pena, sólo siendo él mismo, al rato le hablé y le comenté que me gustaría poder ser así, de no cohibirme por hacer lo que me gusta y de simplemente no pensar en lo que los demás dicen y al final de la charla me pregunté. ¿Es que acaso era tan difícil saber algo que es trivial y que es lógico?, pareciera que si, y de paso, me propuse a mi mismo a ser más yo, a hacer lo que me guste sin pensar más allá, de ser feliz haciendo lo que me gusta y de dejar todo eso a un lado.

Pregúntate a ti mismo. ¿Cuantas veces has dejado de hacer alguna cosa en los últimos días por el que dirán, por timidez o por pena? y pregúntate también, ¿Qué pasaría si hiciera eso que tanto quiero sin pensar en los demás y sólo en mi?.

Trivial, común, sencillo, ordinario, regular, fácil, natural. Ser uno mismo es todo esto, y un montón de palabras más, me impresiona como uno mismo deja de ser su propio “yo” (en partes) sólo por timidez y me parece increíble como he llegado a robarme felicidad. ¿Que a alguien no le gusta?. no importa. Lo más sencillo es lo más complicado cuando lo hacemos de la manera incorrecta

Es como si tuviera una capa encima de mi que no permitiese mostrar lo que realmente hay dentro.

Sin título

Sé tu mismo.

Foto 1: “La risa ella sola ha cavado más túneles útiles que todas las lágrimas de la tierra” B. (9/18)

Foto 2

Anuncios